Palma: Calatrava Boutique Hotel

Palma

IT Mallorca
Unique Spaces
www.itmallorcauniquespaces.com

Barrio de La Calatrava

En el siglo XIV la calle de La Calatrava fue una de las arterias principales del barrio judío de Palma. A partir de 1303 la situación empeoró para la comunidad judía de Mallorca. La iglesia católica empezaba a exigir su conversión al cristianismo por las buenas o por las malas y en toda Mallorca crecía día a día el antisemitismo. A partir de aquel giro se dictaminó que todos los judíos habitaran en el extremo sudoriental de la ciudad medieval, el Call Major, que lindaba con el carrer de Ramon Llull al norte, el carrer de la Calatrava y Sant Alonso al sur; al oeste el guetto se cerraba por el carrer de Santa Bàrbara y al este, por el de la Porta de Mar, a unos ciento cincuenta metros de uno de los tres cementerios judíos de Palma. El Call Major, totalmente amurallado, se abría al mundo cristiano por cuatro puertas que se cerraban al anochecer, confinando hasta el alba a sus cerca de tres mil habitantes, quienes a partir de 1303 fueron obligados a pernoctar en el Call, aunque podían comerciar en el exterior.
Con el paso de los siglos las casas de los judíos fueron reemplazadas por edificios de la nobleza, por lo que el barrio adquirió un aspecto más monumentaly durante la Edad Media los caballeros de la Orden de Calatrava se situaron en la calle a la que finalmente darían el nombre. Actualmente el barrio se ha convertido en uno de los más cotizados de la ciudad.  En él encontramos establecimientos encantadores como el Calatrava Boutique Hotel, ubicado en un antiguo caserón del siglo XIX totalmente remodelado por la arquitecta Cristina Martí Crespi e inaugurado en 2013, desde el cual puede contemplarse una de las mejores vistas de la bahía de Palma. El Calatrava Boutique Hotel se halla cerca de los edificios históricamente importantes del barrio antiguo, como la Catedral de Mallorca, La Almudaina, el convento de Santa Clara, los Baños Arabes, el templo barroco de Montesión, el Palacio March y el edificio del Círculo Mallorquín, ubicado en los terrenos en los que se halló hasta 1837 el antiguo convento de los dominicos, que actualmente es la sede del Parlament Balear.
 (r.p)